Las  plataformas vibratorias se crearon para paliar los problemas físicos que desarrollaban los astronautas en una atmósfera sin gravedad. Se dieron cuenta, de que las vibraciones ayudaban a recuperar la masa muscular y la densidad ósea.


Hoy se aplica con éxito como complemento en los entrenamientos físicos de los deportistas para la mejora en el rendimiento deportivo.

La fisioterapia es otro de los campos donde se utiliza, siendo útil en la recuperación de diferentes lesiones, sobre todo articulares y en la prevención de la osteoporosis.

A nivel músculo-esquelético señala varios beneficios entre ellos:

  • Mejora de la circulación sanguínea
  • Relajación a nivel muscular
  • Mejora del movimiento articular
  • Tonifica
  • Ayuda a eliminar la grasa acumulada

Favorece además la circulación, la coordinación, mejora la celulitis y contribuye a un bienestar físico.



Tras varias sesiones de entrenamiento, la musculatura puede contraerse hasta en un 97% de su capacidad, es decir, casi el 100% de las fibras de todos los grupos musculares pueden activarse. La fuerza máxima y la resistencia aumentan considerablemente. En tan solo 10 minutos puede obtener el mismo efecto de entrenamiento que después de una larga sesión de entrenamiento convencional.

La plataforma aún cuando cuenta con múltiples beneficios, se debe restringir su uso en caso de :

  • ·         una operación reciente
  • ·         enfermedades cardiovasculares
  • ·         implante de marcapasos, placas o clavo
  • ·         embarazo
  • ·         enfermedades reumáticas
  • ·         otras

 

En Kintegral diseñamos programas mensuales de acuerdo a sus necesidades supervisados por Kinesiólogos y previa evaluación médica y física.

 

Fuente:  www.vidasana.com